ZZ…“un anticatalogo de ideas en torno al arte NO convencional… Porque un poco de locura no hace nunca daño”…ZZ

9.07.2013

Orina de Monja Menopausica

Orina de Monja Menopausica
Alberto Barrera Tyszka

Una nota, aparecida en el periódico español El País esta semana, me ha llenado de asombro y no me ha soltado durante todos estos días. Se llama Pergovet. Es un fármaco muy de moda y muy utilizado actualmente por los ganaderos ingleses. Al parecer, sus propiedades son extraordinarias. No sólo incrementa la reproducción del ganado, sino que además -palabras textuales- "mejora la raza".

El asunto no pasaría de aparecer como un loable logro científico, a no ser porque el Pergovet está hecho a base de orina de monja menopáusica. Como lo lee. No es joda, se lo juro. Usted, a lo más, puede exclamar: "¡Hasta donde hemos llegado!". Y ya, al parecer, según las investigaciones, se ha concluido que las grandes cantidades de la hormona gonadotropina, existentes en la orina de las monjas menopáusicas, son un milagro para la industria ganadera. Con un inyección de este líquido, las vacas entran en un estado de fertilidad poderosísimo, dándole a la mística castidad de las servidoras de la iglesia una función hasta ahora impensable.

Obviamente, como suele ocurrir con todo en este mundo, ya las "aguas menores" de las religiosas menopáusicas también son un negocio. Y para muestra: si a usted le parece difícil juntar estos tres factores -orina, monja y menopausia-, todavía hay un cuarto elemento que redondea la calidad del producto: las hermanas, eso sí, deben ser italianas. En serio. No piense usted que algo así se da en cualquier lugar, en cualquier convento de Berlín, Lima o Paraguaipoa. No. La razón de esto -no podía ser de otra manera- es que el Vaticano es socio de la firma farmacéutica que -desde hace 40 años- viene trabajando en la extracción y exportación de este nuevo y sagrado recurso.

Qué importa ya que la fe no mueva montañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario